lunes, 1 de agosto de 2016

El vuelo negro



Las lenguas lamben tus escamas
en la oscuridad
pero dentro de un cielo
habitado por diablos que escupen fuego
y que se embriagan de lujuria
por cada una de tus heridas
asi que vuela
¡cree en empezar de nuevo!
y que no te alcancen
ni aun en la montaña de olvidar
todos los pecados
porque no los tienes
no en este momento
donde todo cabe en la palma de la mano
y una pequeña mirada
es la trampa que lleva al adios
asi que vuela
y no te detengas hasta que la oscuridad
tenga su fin
dentro de un cielo
habitado por una posibilidad
en la que se factible tu respiración
sin el halito cercano de lo funesto
y lamentable como las lagrimas
que caen de un rostro
formando una laguna de sal
para tu voz
ya veras como el canto de las animas
lo habita y comprendes
que no todo es un desliz marchito
que te conduce al abismo
sino que a veces esperas
y llegas hasta la cima
sin diablos alrededor
sino tan solo con tu propio latido
tejiendo su manto de aventura
en la excitaciòn del momento